IMPORTANCIA DE LA FICCIÓN

ARTÍCULOS ​PUBLICADOS

LA AUTODESTRUCCIÓN HUMANA

Traspasados por la búsqueda de sus obsesiones temáticas, los cuentos de Greulach aprovechan la ductilidad ficcional de materias como la reencarnación y el suicidio, tanto desde un punto de vista teórico, identificado en los preceptos científicos, como en las especulaciones de las fábulas alienígenas.

 

Las historias, fantásticas en su estética, están atravesadas por un cuentagotas de la realidad política argentina y dichas estampas van encaminadas a fortalecer las tramas; de este modo, algún cuento estará salpicado por alusiones a la corrupción de los burócratas, otro imbricado en un sonado caso en torno a la muerte de un fiscal argentino, en otro como un detonante para el proceso del discurso narrativo al acudir a la historia de los niños desaparecidos durante la dictadura militar.

Da clic en la imagen para leer el artículo completo.

 

 

 

EL MUNDO DEVASTADO

En Leñador, voluminosa novela que se erige como una épica de la intimidad, el protagonista procura desprenderse de un pasado en ruinas (quizá hasta cierto punto lo consiga, porque los lectores terminaremos la novela sin conocer los hechos que han marcado su devenir; en este sentido me recuerda al Josef Kronz de Javier Vásconez en El viajero de Praga), no en vano se plantea el subtítulo de la novela como ruinas continentales, que desde esta interpretación (y no la asumo como la única a la que se someta toda la obra de Wilson, pero sí como una exégesis lógica y funcional) lleva implícita los precedentes argumentales de sus anteriores trabajos.

Da clic en la imagen para leer el artículo completo.

NUESTRA CASA DE HOJAS

A cuarenta años de su publicación, Entre Marx y una mujer desnuda continúa siendo la obra más vanguardista, arriesgada y radical de toda la literatura latinoamericana.

 

Un libro que, al decir de Abdón Ubidia, puede leerse como una novela experimental o como un gran poema en prosa.

Da clic en la imagen para leer el artículo completo.

Sólo para recordar: Borges fue un apasionado lector de Wells, Bolaño de Philip K. Dick y Jorge Enrique Adoum de Ray Bradbury.

Los improductivos es una apuesta por dibujar una colectividad dominada por un nuevo orden mundial en el que la democracia ha sido superada por los gobiernos corporativos. 

Underbreak resulta ser un híbrido entre ficción científica y novela policial. 

Da clic en la imagen para leer el artículo completo.

ENSAYO PARA LOS CIEGOS

Empiezo esta reflexión con una frase de Jorge Enrique Adoum a manera de epígrafe: “…el novelista se desdobla, habla de lo que conoce: sus personajes completan o sustituyen al autor, le son útiles para que dé su versión de la realidad, no sometida a consenso ni a comprobación estadística: no le interesa saber si la organización social del mundo se retrata bien en El proceso o en Ensayo sobre la ceguera: Kafka no era fotógrafo y Saramago no le pidió a nadie que corroborara su opinión de la realidad actual”.

Da clic en la imagen para leer el artículo completo.

CARTOGRAFÍA DE LOS SUMISOS

El escritor está para exponer, no para adoctrinar; está para fabular, no para calcar la realidad; ni siquiera quienes en sus postulados estéticos se adhieren a la vieja escuela naturalista podrían aseverar tamaño equívoco, porque hasta ellos inventan al cien por ciento.

No le exijan una forzada realidad al novelista. El novelista está para fabular y es ahí, en su capacidad ficcional, donde reside la verdadera dimensión de la verdad, y su talento para, a partir de la extrapolación de una idea, obligarnos a pensar. Sumisión es una prueba de ello.

Da clic en la imagen para leer el artículo completo.

SUICIDAS EN LOS JARDINES

La novela baraja diversas teorías (absurdas unas, poéticas otras) sobre el suicidio del joven Scott Cantrell, quien fuera amante de la actriz Anita Pallenberg, pareja de uno de los Rolling Stones. El mérito de la novela estriba en amalgamar personajes y acontecimientos tanto reales como ficticios. A más del virtuosismo con el que se estructura la historia, destaca un estilo rompedor. Los momentos más elevados de la obra se aprecian en pasajes de aparente sencillez pero que han sido modelados bajo una mirada poética, como el de Anita Pallenberg oliendo a lavanda después de haber lavado sus calzones, y Scott Cantrell intentando construir un nido.

Da clic en la imagen para leer el artículo completo.

© 2016-2020 por DIEGO MAENZA

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco

Eres la visita número: