• Diego Maenza

Convergencia de desdichas

Golpeados por los designios de la fatalidad urbana y de la rutinaria marcha del tiempo de la ciudad al pulso de las drogas, prostitución y enajenamiento, los personajes de Infarto, la audioserie del mexicano Edson Lechuga, padecen las historias crudas e intensas que desembocarán en un final de tragedia. Los estratos más bajos de la ciudad conviven en la cotidianeidad de Ecatepec, un municipio del noreste mexicano. Allí se dan cita estos desventurados que a pesar de tolerar el peso de unas vidas de miseria, se permiten el lujo de intentar ser felices aunque sea por un momento. Y de soñar. También de soñar.

Con una narración colorida y de marcado pulso poético, Lechuga nos transporta en un minibús en el que desfilan personajes pintorescos en situaciones hilarantes, pero la comicidad no es el atributo fácil del que se valga el narrador, sino la ironía negra y amarga que sazona situaciones hostiles en una mezcla precisa entre lo sublime del arte narrativo y lo hórrido y tangible de sus vidas. Los personajes no son dóciles y están exentos de sutilezas.

Sobresalen Beltrán, un guardia de seguridad envalentonado por las circunstancias, y Artemisa que se debate entre su enamoramiento hacia Andrea y el descubrirse ante su madre, con quien se querella en un enfrentamiento íntimo.

Si los personajes son estrambóticos, no hay que sorprendernos de las situaciones de sus vidas. Así, de uno de ellos, se recuerda con desparpajo un momento de incontinencia erótica ante unas testigos de Jehová, a quienes mira con morbo mientras le predican la palabra, o cuando la Cacharpo confunde los nombres de sus varias hijas, a quienes deja en encargo con su madre resignada.

Todos convergerán en el minibús que estallará dentro de cada uno de ellos.

La historia de un linchamiento será el punto de fuga que matice sus dramas, donde una horda ataca de manera salvaje a un presunto ladrón, y obligan al masacrado a padecer un vía crucis hacia su propia crucifixión, narrado con la misma crudeza con que la muchedumbre se ensaña con el desafortunado.

Aplaudo el uso desbordante de lo coloquial como estandarización de una estética que transita impoluta por todos los episodios; el uso de la figura retórica de repetición, manejada con habilidad y diseminada en cada inicio de capítulo a manera de una particular introducción. Destaco la presencia de una ironía fina y sostenida.

La narración de Rojo Córdova no solo es intensa sino de una claridad poética, sobre todo cuando su voz enfatiza las groserías. La avalancha de expresiones coloquiales funciona como el catalizador de una narración llena de cadencia. La fluidez no se desperdicia en su afán intimista.

Edson Lechuga con Infarto ha realizado una exploración brutal de la fauna urbana del México de hoy. Un realismo sucio estilizado por las pinceladas del buen narrar.


#edsonlechua #audioserie #infarto #narración #novela #rojocordova

11 vistas

© 2016-2020 por DIEGO MAENZA

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco

Eres la visita número: